Search

2.1 El marketing mix

 

El marketing mix contiene cuatro elementos: producto, precio, lugar y promoción.

Producto
Los aspectos de producto del marketing tratan de las especificaciones de los bienes o servicios reales y de cómo se relacionan con las necesidades y carencias del usuario final. Generalmente, el ámbito de un producto incluye elementos de apoyo como las garantías y el soporte.

Fijación de precios
La fijación de precios hace referencia al proceso de establecer un precio para un producto, incluidos los descuentos. El precio no tiene por qué ser monetario, puede ser simplemente lo que se intercambia por el producto o los servicios, por ejemplo, tiempo, energía o atención. Los métodos de establecer precios óptimamente pertenecen al dominio de la ciencia de fijación de precios.

Ubicación (o distribución)
Hace referencia a la forma en que el producto llega al cliente; por ejemplo, la ubicación del punto de venta o la venta al detalle. Para hablar de ubicación, a veces también se utiliza el término lugar, que hace referencia al canal a través del que se vende un producto o servicio (por ejemplo, en línea frente a venta al detalle), a la región geográfica o industria, al segmento (adultos jóvenes, familias, gente de negocios), etc. Asimismo, hace referencia a la forma en que el entorno en el que se vende el producto puede afectar a las ventas.

Promoción
Incluye la publicidad, la promoción de ventas, la educación promocional, la publicidad y las ventas personales. La creación de marcas hace referencia a los diversos métodos de promocionar el producto, la marca o la empresa.

Con frecuencia, se hace referencia a estos cuatro elementos como marketing mix, que un vendedor puede utilizar para crear un plan de marketing.

Este modelo de cuatro elementos es muy útil cuando se comercializan productos de consumidor de bajo valor. Los productos industriales, servicios y productos de consumidor de alto valor requieren ajustes en este modelo. El marketing de servicios debe justificar la naturaleza exclusiva de los servicios.

El marketing industrial o B2B debe justificar los acuerdos contractuales a largo plazo que son típicos de las transacciones de la cadena de suministro. El marketing de relaciones intenta hacer esto considerando el marketing desde una perspectiva de relaciones a largo plazo, no desde transacciones individuales.

Para rebatir el modelo de los 4 elementos, Morgan, en Riding the Waves of Change (Jossey-Bass, 1988), sugiere que una de las mayores limitaciones del enfoque de los cuatro elementos es que “enfatiza inconscientemente la visión de dentro afuera (mirar desde la empresa hacia afuera), mientras que la esencia del marketing debería ser el enfoque de afuera adentro”. Para reconocer los diferentes aspectos de la venta de servicios, en lugar de productos, se han añadido otros tres elementos para crear un rango de siete elementos para las industrias de servicios:

Proceso: forma en que se gestionan los pedidos, se satisface a los clientes y se entrega el servicio.
Evidencia física: evidencia tangible del servicio que recibirán los clientes (por ejemplo, un folleto de vacaciones).
Personas: personas que se reúnen y tratan con los clientes.

A medida que los mercados han ido siendo más satisfactorios, estos siete elementos han pasado a ocupar un papel relevante para las empresas que venden productos, así como para las que sólo se ocupan de los servicios: ahora los clientes distinguen entre los vendedores de bienes por el servicio que reciben de las personas implicadas en el proceso.

Paginas

Testimonios

Este es un gran programa, yo recomendaría este programa a todos y cada uno.

Ian Sayers
Giant