Search

Objetivos Del Proyecto

 

Antecedentes de EuC2C.com

La economía globalizada premia la innovación como medio principal de lograr competitividad y un crecimiento económico sostenible, objetivos establecidos por el Consejo Europeo de Lisboa. Sin embargo, en Europa persiste un déficit en la innovación, y quienes lo sienten más claramente son las pequeñas y medianas empresas (PYME), cuyo límite de escala y de ámbito a menudo limita la generación de innovación.

Sin embargo, estudios recientes revelan que la innovación no depende únicamente de los avances técnicos o de la inversión de capital, como se creía anteriormente, sino que también se genera a través de las interacciones y los intercambios de conocimientos (Wardell/Knight, 1996; Hill/McGowan, 1999). Por consiguiente, las colaboraciones de empresas y la “creación de grupos” se reconocen cada vez más como un tipo de formación informal, aunque continua, y pueden proporcionar al personal de las PYME los conocimientos y las habilidades necesarios para aumentar la innovación y seguir manteniendo la competitividad de las empresas.

Específicamente, la colaboración de empresas recibe el apoyo de los académicos (Porter es el más famoso), de las organizaciones multilaterales y de las grandes empresas. Según explica Emiliano Duch, de ‘Competitiveness’, “los excedentes de conocimiento y la estrecha interacción con los clientes y otras empresas… proporcionan una intensa presión para innovar mientras se reduce el coste de la experimentación”. El proyecto Netwin, fundado por Recite II de la Unión Europea, ha revelado 5 beneficios concretos de la colaboración: economía de escala, mercado de trabajo activo, mejora de la imagen regional, especialización y concentración de información estratégica. No es de extrañar que la colaboración esté ahora en el centro de la política de la Unión Europea, y existe un volumen enorme de literatura sobre el tema. Por ejemplo, Innobarometer informa regularmente sobre la colaboración y los grupos del Plan de Acción para el Espíritu Emprendedor, y la iniciativa Innova ofrece a los grupos industriales una plataforma de formación de buenas prácticas.

No obstante, existe una paradoja: las actitudes de las PYME son enormemente diferentes de las de los otros grupos. El 75% de las PYME percibe barreras y no oportunidades de colaboración, y consideran la colaboración como lo contrario a la competitividad. Dado que la inmensa mayoría de información disponible es altamente académica o se centra en grupos más grandes o específicos de la industria, queda excluida en lo que respecta a los beneficios y las posibilidades de formación de la colaboración.

Por lo tanto, es necesario “abrir” los conocimientos existentes sobre los beneficios de la colaboración y de liberar su potencial en pro de las personas que pueden utilizarla más, es decir, los propietarios de las PYME, los directores y el personal. Esta necesidad corresponde directamente a las prioridades del mandato de Copenhague de hacer más atractiva la formación y de promover la formación no formal y formal. Además, si consideramos que las PYME constituyen el 99% de las empresas europeas, la necesidad se hace incluso más clara: sólo si se les hace participar en una formación de por vida Europa podrá alcanzar los objetivos de innovación y competencia, así como una economía sostenible basada en los conocimientos.


Objetivos del proyecto

El objetivo inmediato de Colaborar para competir es transferir la información existente sobre colaboraciones de empresas a materiales de formación más accesibles y atractivos, dirigidos directamente a los propietarios de las PYME, a los directores y al personal.

Para que los conocimientos de “abran” correctamente para los nuevos usuarios, el objetivo del proyecto es hacer que los materiales y el proceso de formación sean más accesibles y atractivos. Por lo tanto, los objetivos específicos son:

1. Realizar un estudio participativo transnacional para lograr una mejor comprensión de las actitudes actuales de las PYME y de los obstáculos para la colaboración de empresas.

2. Desarrollar un sitio de aprendizaje virtual integrado y multilingüe para los usuarios de las PYME, que incluya lo siguiente:

• Resúmenes de trabajo académico sobre colaboración de empresas con enlaces a informes completos (si es posible).

• Nuevos materiales de formación, en “micromódulos”, diseñados específicamente para ayudar a los participantes de las PYME a superar los obstáculos de la colaboración y maximizar los beneficios.

• Series de estudios de casos de mejores prácticas, listados por sector o país.

• Compilación de iniciativas de colaboración europeas en las que poder realizar búsquedas, con enlaces de web y detalles de contacto.

Testimonios

Este es un gran programa, yo recomendaría este programa a todos y cada uno.

Ian Sayers
Giant