Search

1.2 Colaboración para el proceso de innovación

 

Colaborar o morir. Eso es lo que planteamos en la presentación de este módulo, y quizás podamos crear una correspondencia si añadimos Innovar o morir. El crecimiento corporativo surge de la innovación, y lo mismo ocurre con los procesos nuevos y mejorados. Por lo tanto, el proceso de innovación es excelente para la colaboración, ya que ofrece muchas oportunidades.

El proceso de innovación debe abarcar simultáneamente todos los niveles de una organización, ya que ninguna organización puede depender únicamente de que la innovación se produzca en un solo nivel. Por consiguiente, las organizaciones con éxito tendrán un proceso de innovación que funcione en todos sus niveles.

Para ver ejemplos prácticos de colaboración para el proceso de innovación, lea los estudios de casos que se proporcionan en este sitio web. Elija uno que se adapte a su sector o industria. En los estudios de casos se especifica cómo buscar socios de colaboración y cómo lograr objetivos comunes.

También le recomendamos leer los siguientes libros de Michael E. Porter:
• Las cinco fuerzas competitivas que le dan forma a la estrategia
• Estrategia competitiva: Técnicas para el análisis de los sectores industriales y de la competencia
• “¿Qué es estrategia?”

Además, vea una entrevista con Michael E. Porter sobre las cinco fuerzas competitivas en este enlace:

Ninguna empresa es una isla, y simplemente hay cambios que uno no puede conseguir por sí mismo.

Unos buenos consejos

Examine la cadena de valores de la que forma parte para llegar a ser más competitivo. Una organización que forme parte de su cadena de valores no tiene por qué ser necesariamente una competidora. Al contrario, la unión de fuerzas en una relación de colaboración puede ser un activo valioso en el proceso de innovación de su organización.
Vuelva a evaluar su cadena de valores: los ejecutivos consideran a menudo la cadena de suministro como un mero generador de costes. Superar esta percepción puede ser una de las tareas más difíciles a la que se enfrente un director de cadena de suministro. Por lo tanto, revise los procesos de las organizaciones y busque opciones de colaboración para mejorar la cadena de valores. Una opción puede ser unir fuerzas con otra organización a fin de mejorar la logística o entrar en un nuevo mercado. La unión de fuerzas le permitirá volver a evaluar cómo suministra sus productos o servicios a los clientes o cómo pueden los clientes acceder a su organización.
Colaboración del usuario final: no olvide que el usuario final de su producto o servicio también forma parte de su cadena de valores y puede proporcionar nuevas perspectivas para el desarrollo del producto o servicio. (Para obtener más información, consulte el Módulo 3: Innovación impulsada por los usuarios).
Relaciones interpersonales positivas: ninguna cadena de suministro puede funcionar con su máximo potencial sin que haya relaciones interpersonales positivas entre los socios. Además, muchas relaciones fallan debido a la falta de comunicación de las expectativas. Por lo tanto, cuando inicie asociaciones con su cadena de valores (o con otra cadena), comunique claramente sus expectativas y objetivos. Si no luchan por conseguir los mismos objetivos, la relación de colaboración seguro que se verá afectada.
Rediseñe su negocio: revise su organización cuestionando los procesos actuales, así como la competencia actual, tanto local como globalmente. Analice la situación teniendo en cuenta qué tiene a su disposición en la cadena de valores. Sólo entonces podrá volver a diseñar verdaderamente su negocio y elegir colaboraciones beneficiosas estratégicamente para ayudar a su organización a obtener una ventaja competitiva.
No se plantee sólo objetivos a corto plazo: asegúrese de que su organización también tenga objetivos estratégicos a largo plazo que desee conseguir; de lo contrario, será imposible que destaque entre los competidores y se perderá la ventaja competitiva.
Volver a evaluar el negocio y el entorno le ayudará a elegir los socios y los proyectos de colaboración correctos, tanto si se trata de procesos técnicos, desarrollo de productos de procesos de innovación, etc.
Asegúrese de realizar una buena implementación. Tenga preparado un plan para la implementación o, de lo contrario, ninguna acción tendrá éxito. Muchas organizaciones no consiguen obtener los beneficios de sus iniciativas. La causa principal de ello es que una auténtica innovación de procesos de negocio requiere varias habilidades: conocimiento del negocio, ideas sobre el proceso, conocimientos de TI, capacidad de gestión de cambios del personal, habilidades de gestión de proyectos y, por último, pero no por eso menos importante, una excelente gestión de los accionistas. Muchas organizaciones emprenden estas iniciativas sin tener un enfoque claro (objetivos de futuro) y se pierden por el camino.